Con motivo de la celebración de la Zubiri-Pamplona, escribí en el  DIARIO DE NOTICIAS  una serie de artículos en los que se desgranan algunos aspectos relacionados con la media maratón.

Fisiología de la media maratón: ¿Qué le ocurre a tu cuerpo en una prueba consistente en correr durante 21 kilómetros?

En este primer artículo vamos a diseccionar qué le ocurre a tu cuerpo en una prueba consistente en correr durante 21 kilómetros. El tiempo de carrera varía entre 1 hora 11 minutos y 2 horas 20 minutos -tiempos de la media maratón Ciudad de Pamplona 2016 celebrada el 8 de mayo-, y por ello lo vamos a estudiar dentro de los ejercicios que provocan el agotamiento entre 45 minutos y 3 horas, dado que en este tipo de ejercicios se producen unas respuestas fisiológicas diferentes a las de los ejercicios que provocan el agotamiento en esfuerzos por debajo de los 45 minutos y también distintas a las que se producen en los ejercicios que provocan el agotamiento por encima de las 3 horas.

 

fisiologia-de-la-media-maraton 

El glucógeno y el ejercicio

El agotamiento coincide con la depleción de los depósitos de glucógeno muscular. La utilización de glucógeno muscular durante el ejercicio se produce predominantemente en las fibras lentas desde el comienzo del ejercicio y solo a partir del segundo tercio, y en menor medida en las fibras rápidas.

La disminución de las reservas musculares de fosfocreatina (PC) y el aumento de la concentración muscular de lactato son inferiores a las que ocurren en esfuerzos que provocan el agotamiento en menos de 45 minutos. La concentración muscular de ATP no varía, lo que nos indica que existe un equilibrio entre las necesidades y su aprovisionamiento. A excepción del final del ejercicio, que coincide con una pequeña pero significativa disminución indicando un déficit en la capacidad de aprovisionamiento de ATP a la fibra muscular.

¿Como se comporta el lactato?

El lactato se comporta subiendo en los primeros 5-10 minutos del ejercicio y estabilizándose o incluso disminuyendo ligeramente al final de la prueba. Valores de 3-4 mmol/l en tiempos cercanos a 1 hora y de 2-3mmol/l en tiempos cercanos a 2 horas.

Los músculos que participan activamente extraen cantidades importantes y crecientes de glucosa de la sangre. Para mantener los niveles de glucosa en la sangre, el hígado tiene que liberar a la sangre unas cantidades similares de glucosa a las extraídas por el músculo. El origen de la glucosa del hígado que se libera a la sangre proviene entre un 75% y un 89% del glucógeno almacenado en el hígado, y el resto viene de los sustratos como el lactato, el glicerol, el piruvato y la alanina. Existe un una participación significativa de los lípidos en la producción de energía. Estos lípidos provienen tanto de la sangre como del interior del músculo.

La utilización de proteínas musculares como sustrato ocurre principalmente en ejercicios que provocan el agotamiento en menos de 45 minutos. En ejercicios como la media maratón la utilización de proteínas musculares es generalmente pequeña (5%). Sin embargo, cuando las reservas de glucógeno muscular son bajas, la utilización de proteínas musculares durante el ejercicio aumenta considerablemente, y esto ocurre principalmente hacia el final de la prueba coincidiendo con el agotamiento. También puede aumentar su utilización el empezar la prueba sin los depósitos de glucógeno llenos, bien sea por una mala estrategia nutricional o por un trabajo excesivo en los días previos a la competición.

En sujetos entrenados en resistencia, la intensidad relativa a la que se corre esta prueba varía entre el 60 ó 65% del Vo2max y el 85% del Vo2max. En los sujetos con baja condición física aeróbica, la intensidad relativa del ejercicio para esta prueba está comprendida entre aproximadamente el 50 ó 55% el Vo2max y el 75% del Vo2max. La participación relativa media del metabolismo aeróbico en la producción de energía es cercana al 99%.

El último tercio de la prueba se caracteriza por la presencia de un aumento brusco de algunas hormonas ligadas al estrés (Cortisol, β-endorfinas, adrenalina y noradrenalina).

Existe una pérdida de fuerza máxima isométrica cercana al 20% que puede llegar a necesitar de varios días para recuperarse completamente.

Información obtenida de los contenidos del máster alto rendimiento deportivo (COE) de la asignatura de fisiología impartida por Esteban Gorostiaga y José Antonio López Calbet.

Aritz Altadill Preparador Físico

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte (IVEF).Universidad del País Vasco

Máster en Fisiología del Alto Rendimiento Deportivo. Comité Olímpico Español-Universidad Autónoma de Madrid.

Flowfit & Tacfit Field Instructor